Que hacer cuando tu motor consume más y pierde rendimiento

 

Qué hacer cuando tu motor consume más y pierde rendimiento

El motor es el cerebro de un automóvil, y de su correcto funcionamiento depende el rendimiento y marcha del vehículo. Por esa razón, resulta primordial que esta parte se encuentre en condiciones óptimas, para de esa manera sacarle el mejor provecho haciendo un mantenimiento automotor.

El consumo del motor puede variar dependiendo de diferentes factores, entre ellos la forma de conducción. También es claro, que el consumo del aceite se puede aumentar o disminuir, sin importar si este tenga algún daño o se encuentre en buen estado.

El aceite del motor se puede estar gastando con más frecuencia, por varias razones, entre ellas, porque es necesario ajustar el motor, esto se debe a que existe un desgaste en las cabezas, en los pistones o en los anillos, o que tal vez están mal instalados. Por ende, el aceite pasa y se roza con las bujías y estás queman el aceite. En este caso es necesario ajustar el motor o realizar una anillada.

Otra de las causas puede ser una fuga, originada por el cambio de aceite mineral a un aceite sintético. Los sellos se pueden volver débiles y quebrar, y provocar fugas de tipo externo o interno. Para evitar esta situación, es aconsejable no cambiar en un motor viejo el tipo de aceite, lo ideal es empezar a usar un aceite sintético cuando se realice un cambio de motor.

Otra de las razones, puede ser el estado de las guías de las válvulas, estas pueden estar averiadas, mal ubicadas o deterioradas. Esto logrará que pase más aceite desde las guías a los cilindros. En este caso, es recomendable hacer un mantenimiento a las válvulas y si están deterioradas o rotas se deben cambiar.

Por otra parte, para realizar una valoración más precisa y una rectificación, es fundamental conocer los parámetros de aceite que están establecidos, utilizar un vacuómetro y realizar pruebas de fugas de compresión. Estos elementos son precisos para determinar la falla de un motor.

Finalmente, si después de la rectificación, se considera que existe una falla en el motor, es necesario ir al mecánico a que realice un ajuste. Sin embargo, si el motor ya tiene varios años de uso y está bastante desgastado, es conveniente reemplazarlo por uno de más calidad, y con eso mejorar el rendimiento del automotor.