¿Qué es el sensor de oxígeno del coche y para qué sirve?

 

Como todos sabemos, los motores de los automóviles se encargan de quemar combustible y transformar esa energía calórica en energía mecánica o de tracción, para ello, requiere además del combustible, el oxígeno. Conoce la importancia del sensor de oxígeno en este ciclo.

Para que el proceso de combustión sea eficiente se requiere una proporción exacta de aire y combustible, si hay deficiencia de oxígeno con relación al combustible, se produce un excedente de éste y se habla de una mezcla “rica”, caso contrario se considera que la mezcla es “pobre”.

Las mezclas “ricas” generan contaminación al ambiente al dejar en el aire gran cantidad de combustible sin quemar, por otro lado las mezclas pobres generan más contaminación por óxido de nitrógeno y un funcionamiento deficiente del motor.

El sensor de oxígeno, ubicado en el tubo de escape,  detecta si la mezcla es “pobre” o “rica”, empleando para ello una reacción química que a su vez genera cierto voltaje, que al ser registrado por la computadora determina la calidad de la mezcla en el motor y la ajusta para que sea lo más eficiente posible.

El nivel de oxígeno en el motor se ve afectado por varios factores, de allí que el sensor es esencial para que la computadora pueda establecer el nivel óptimo de oxígeno y hacer los ajustes necesarios para que el motor opere lo más eficientemente posible.

Cómo verás, un sensor de oxígeno permitirá la eficiencia en el funcionamiento de tu automóvil y al mantenimiento de la ecología, punto de una importancia muy real cuando se toma conciencia de la preservación del planeta.

Imagen cortesía de www.pixabay.com