¿Por qué no comprar un Chery?

 

Por qué no comprar un Chery

Las razones para no invertir en uno de los modelos de un Chery de China son varias y van desde  problemas de ensamblaje y pérdida de aceite hasta fallas eléctricas. Antes de adquirir uno de estos ejemplares piénselo dos veces, ya que, más allá de los prejuicios, las referencias de los Chery son pésimas.

 

Malas referencias

Los usuarios en general dan malos testimonios de esta marca, lo que debería ser una señal de alerta para no comprar un Chery. Entre los muchos problemas que presentan estos automóviles destacan los de ensamblado, por ejemplo, en el modelo Chery IQ. Se han dado casos de parachoques y focos sueltos apenas han salido del concesionario. También el motor suele calentarse con extrema facilidad.

El modelo Chery Tiggo tiene problemas similares: pierde aceite y se le filtra el agua por la junta del parabrisas al lavarlo.

Los usuarios de la Chery Practivan acusan falta de potencia y problemas en el motor, que se calienta al igual que el IQ. También mencionan problemas con los frenos. Asimismo, esta es una de las quejas de quiénes han comprado el modelo QQ.

Éste, además, ha presentado ruidos propios de autos con años de uso al ser probado, con no más de 400 kilómetros, por un experto que escribe para un diario chileno.

Las fallas eléctricas, cables mal soldados, sensores malos, baterías que se descargan de un momento a otro, son comunes a varios modelos Chery de China como el QQ, el Practivan y el Tiggo.

 

Una fabricación defectuosa

Los defectos de los Chery son numerosos y no se circunscriben a una sola cuestión. Fallan motores, dispositivos eléctricos, frenos y el motor, razones para no comprar un Chery. Es evidente que no se trata de casos puntuales y que dichas fallas obedecen a un proceso de fabricación que en general está lleno de falencias.

A favor los Chery tienen su bajo costo, cuestión que ha hecho que se vendan numerosos ejemplares de sus diversos modelos en toda Sudamérica, además de ser ensamblados en Uruguay. Así que si usted no tiene dinero suficiente para otro auto, mejor espere y ahorre. Evítese malos ratos y largos días a pie mientras el auto está en el taller.