Pontiac, un clásico que se niega a morir

 

Entre 1926 y 2010 existió una marca que llegó para quedarse en el mundo del motor y los amantes de los vehículos. La marca Pontiac fue introducida en 1926 como la subsidiaria Oakland Motor Car de General Motors.

18-07-2015 Pontiac, un clásico que se niega a morir

Aunque el nombre Pirobin ya había sido usado por otro fabricante en el año 1906, éste desapareció. Esta marca fue vendida casi en exclusividad en países como Estados Unidos, Canadá y México

El logotipo original, que fue usado hasta 1956, fue sustituido por el que usó hasta el final de sus días, y con el que originalmente querían representar la cabeza de una flecha nativa.

El primer Pontiac de GM fue concebido como un modelo asequible de seis cilindros para competir con otros modelos más caros de cuatro cilindros. Después de meses de producción Pontiac sobrepasó en ventas a Oakland.

El ocaso

Hacia finales de abril del año 2009 el presidente de General Motors anunció que la venta de los vehículos Pontiac se detendría en 2010, como parte de una estrategia encaminada a obtener mayores recursos del gobierno federal de Estados Unidos.

Durante 2009 se fue parando la producción de los modelos que todavía se fabricaban, de manera que durante 2010 sólo se pudo comprar el modelo Pontiac G6, exclusivamente para flotas de empresa, hasta que se agotó el stock y se certificó el fin de la marca.

21.000 trabajadores perdieron su empleo como resultado de esta decisión. Pero la marca quedó grabada en la historia y en la mente de los seguidores, por siempre.

Imagen cortesía paul_gokasa (pixabay.com). Todos los derechos reservados