Los principales campeones de la Fórmula 1 en las últimas décadas (1980-actualidad)

 

 

Los principales campeones de la Fórmula 1 en las últimas décadas (1980-actualidad)

En las últimas décadas, la F1 ha contado con la extraordinaria aparición de Michael Schumacher, el más campeón de la historia, con siete títulos. También se destaca la actualidad de Sebastián Vettel, un gran piloto que obtuvo los últimos cuatro títulos con Red Bull.

Un repaso de los grandes campeones, de 1980 a la actualidad.

Las décadas del 80 y 90

Las décadas del 80 y del 90 fueron claves para que Mc Laren impusiera un liderazgo total, causando admiración en todos los amantes de la f1. Otra escudería de notable desempeño fue Williams, gran ganadora en esos años.

Los logros de McLaren fueron muy significativos e importantes. En 1984 Niki Lauda gritaría campeón y en 1985 y 1986 el francés Alain Prost daría cátedra con todo su talento.

En 1988 Ayrton Senna y en 1989 otra vez Alain Prost volverían a consagrarse.
La década del 90 arrancó igual de bien para la escudería, ya que en 1990 y 1991 el mismo Ayrton Senna volvió ser el campeón de un modo excepcional. En 1998 y 1999 Mika Hakkinen fue el ganador para que Mc Laren cierra otra década exitosa, con cuatro títulos y grandes actuaciones de sus pilotos.

Williams hizo lo suyo en estas décadas, mostrando un enorme potencial muy destacado. En 1980 ganó con este equipo Alan Jones, en 1982 con Keke Rosberg y en 1987 con Nelson Piquet, todos con un gran rendimiento. En la década del 90, Nigel Mansell se consagró campeón, en 1993 Alain Prost, en 1996 Damon Hill con una interesante actuación y en 1997 haría lo propio el piloto Jacques Charles Villeneuve, con un buen desempeño mostrado en la competencia.

Pero, al margen de los títulos, lo más significativo de estos más de veinte años fue la sequía de triunfos de Ferrari, que no obtuvo ningún campeonato desde 1979 hasta 2000.

Schumacher, el más campeón de la historia

Michael Schumacher fue un piloto alemán que ya tres años después de su debut, en 1994, obtuvo su primer título, con Benetton. Al año siguiente volvió a ganar con el mismo equipo, logrando un bicampeonato que ya lo iba consolidando como un piloto a tener en cuenta por sus características ganadoras.

Su mentalidad siempre fue positiva, siempre pensó en triunfar y en afianzarse como un piloto triunfador, al margen de las adversidades o dificultades que plantea este deporte.

Es por eso que Ferrari, que venía de años de frustraciones y tropiezos, lo contrató para que le devuelva la histórica mentalidad ganadora a un equipo que estaba atascado en un infortunio interminable, sin ganar un título desde 1979.

Así fue que, con su habilidad y destreza, Schumacher llegó a Ferrari para devolverle los éxitos que se le venían negando en los últimos veinte años.

En 2000 se quebraron los años de maleficio y Schumacher fue campeón, algo que lograría consecutivamente en 2001, 2002, 2003 y 2004. Cinco títulos seguidos con Ferrari, siete en su cuenta personal, un récord impactante para convertirse en el más campeón de todos los tiempos, superando los cinco títulos del memorable Juan Manuel Fangio.

El liderazgo actual de Vettel

Nadie puede con Vettel desde hace cuatro años. Su vertiginosidad es infalible para los grandes pilotos, las grandes escuderías y los grandes autos que compiten en cada competición.

Vettel arrasa con un poderío infernal, una capacidad arrolladora y un potencial impactante que seguramente lo llevará a seguir quebrando récords y marcas utópicas.
El gran mérito de Vettel, al margen de obtener tantos títulos y logros, es hacerlo con un equipo relativamente nuevo, en formación, que recién lleva sus primeros quince años en este mundo automovilístico tan competitivo y disputado.

La historia de la fórmula 1 es liderada por Ferrari o McLaren, entre otros grandes equipos, que supieron imponer su liderazgo a base de títulos y destacadas labores.

Red Bull, equipo que recién en 1997 empezó a competir, logró su primer éxito con Sebastián Vettel, en 2010. El alemán, que debutó en 2007, se convertiría en el piloto más joven en obtener tantos títulos, ya que, además del mencionado logro del 2010 junto a Red Bull, se adjudicó los campeonatos del 2011, 2012 y 2013. Cuatro títulos consecutivos, un record impactante que nada tiene que envidiarle a los grandes pilotos de la historia, como Fangio, Schumacher o Alain Prost, entre otros.

Imagen cortesía de michael-Schumacher.es, todos los derechos reservados.