Los accidentes más fatídicos de la historia de la F1

 

Los accidentes más fatídicos de la historia de la F1

Diferentes accidentes en la Fórmula 1 produjeron la muerte de prestigiosos y talentosos pilotos que fallecieron durante las competencias. Aquí el repaso de los accidentes más emblemáticos que ocasionaron lamentables pérdidas humanas por culpa de inadmisibles fallas en los controles de seguridad.

Jochen Rindt

Jochen Rindt fue el primer piloto en sufrir un accidente mortal, ocurrido en septiembre de 1970 en el Gran Premio de Italia, en Monza.

Nacido en Alemania pero criado en Austria, manejó con licencia austriaca e inició su carrera automovilística en dicho país, debutando en la F1 en 1964.

Fue campeón con Lotus en 1970, justo un poco tiempo antes del accidente. Tras chocar en una curva muy complicada, colisionó y murió casi al instante, una hora después del fatídico hecho. A los 28 años, era campeón y tenía una gran carrera por delante.

Tom Pryce

Tom Pryce fue un extraordinario piloto inglés que es considerado por muchos como uno de los más talentosos de la historia al margen de no haber ganado ningún campeonato mundial de pilotos. De grandes actuaciones y memorables maniobras, su destreza cautivó a los amantes de la F1, con un estilo muy particular que lo llevó a deleitar a multitudes.

Nacido en 1949, debutó en la F1 en 1974. Compitió para Token y Shadow, con grandes desempeños.

El 5 de marzo de 1977 se accidentó en el Gran Premio de Sudáfrica, en Kyalami, en un hecho muy doloroso en el que no pudo esquivar a un organizador que quería apagar el fuego que se había originado en un vehículo cercano. El organizador murió en forma instantánea y Pryce falleció tras padecer un fuertísimo golpe con el extinguidor de fuego. Tenía apenas 27 años.

Ayrton Senna

Ayrton Senna fue uno de los pilotos más extraordinarios y se perfilaba para ser quizá uno de los mejores de todos los tiempos. Supo manejar a velocidades impactantes, con un dominio y un manejo de los autos que todavía sigue causando admiración en el mundo del automovilismo.

Si bien compitió en su carrera para cuatro equipos, Mc Laren, Lotus, Toleman y Williams, sus grandes éxitos los obtuvo con Mc Laren, escudería en la que logró tres campeonatos mundiales, con rendimientos extraordinarios y un nivel superlativo.

Su desempeño fue increíble desde su debut en la F1, en 1984 con Toleman, aunque tuvo su primer título con Mc Laren en 1988. Dos años después, con el mismo equipo, volvió a ser campeón en forma reiterada en los años 1990 y 1991.

Pero cuando todo hacía suponer que continuaría con sus notables rendimientos y seguiría sumando títulos, a los 34 años falleció en un fatídico accidente mientras competía con Williams en el Gran Premio de San Marino, en 1994.

El accidente tuvo una repercusión internacional masiva y sumó grandes cuestionamientos al automovilismo, debido al peligro al que se exponen los pilotos y a las alarmantes condiciones en las que ocurren las competiciones.

Así, estos accidentes en la Fórmula 1, junto a algunos otros más, enlutaron un deporte que todavía sigue mostrando ciertas deficiencias a la hora de pensar en la seguridad de los pilotos.