Las excusas más comunes para intentar escapar de una multa de tránsito.

 

Johnny Depp haciendo las veces de Hunter Thompson cuando es detenido por un oficial de policía en "Pánico y Locura en Las Vegas". Un papel entrañable, pero poco recomendable!

Johnny Depp haciendo las veces de Hunter Thompson cuando es detenido por un oficial de policía en «Pánico y Locura en Las Vegas». ¡Un papel entrañable, pero poco recomendable!

No es sólo una historia de las películas: cuántos de nosotros no hemos ido en algún momento u otro de modo muy veloz en nuestros autos, inclusive al punto del quebranto del límite máximo de velocidad en autopistas, calles o rutas? Sucede que en algunas ocasiones, esa decisión (muchas veces inconsciente) de darle «más margen» al pedal del acelerador nos pone cara a cara con la policía en lo que respecta al cumplimiento de las leyes de tránsito.

Encontrados entonces, frente al policia, sin titubeos, a la hora de justificar el crimen con «el arma humeante»? No hay excusas, para ir corriendo en todos esos espacios. Sin embargo, muchas veces ante el miedo del castigo, somos capaces de esgrimir motivos ante el oficial de la ley del porqué íbamos a esa velocidad. Hemos preparado entonces, un compendio de las 5 excusas más comunes a la hora de intentar «justificar» nuestra conducta:

1- «No sabía que me había pasado del límite de velocidad»

Desde el momento que tomamos clases de manejo y rendimos el examen para la licencia estamos obligados a saber los límites máximos por tipo de carretera recorrida. Algunas autopistas sin embargo tienen límites móviles hacia arriba o abajo: sin embargo, estos siempre están señalizados y deben ser cumplidos.

2- «Iba más rápido por que venía en bajada»

Probablemente resuelva en que el policía nos diga que el límite de velocidad existe allí también.

3- «Estoy con una urgencia» (o «Estoy llegando tarde a buscar a los chicos»)

En esos casos, sólo las ambulancias, los bomberos y la policía tienen el derecho (restringido y preparado) para circular a altas velocidades, considerando que todas esas fuerzas poseen conductores preparados para situaciones de manejo en riesgo). Ninguna urgencia justifica correr. Sin embargo, si va a hacerlo por una incidencia (por ejemplo una urgencia médica), procure tener extremado cuidado, colgar un trapo/remera/tela blanca por la ventana del auto indicando que se encuentra en una situación de extrema urgencia. Y si es atrapado por la policía, y el caso es injustificado, asume las consecuencias de tu acción sin excusas.

4- «Todos estaban yendo a esa velocidad, estaba circulando a esa velocidad para no ser chocado»

Muchas veces las autopistas si se convierten en verdaderas pistas de carreras, más que nada fuera de horarios pico como noches o fines de semana. Sin embargo, también la gran mayoría de accidentes ocurre en esos horarios, por la velocidad, el estado físico del conductor o del auto, perjudicando la integridad y vida de todos. Que todo el mundo corra, no significa que debas hacerlo, y si no lo haces, siempre hay un carril derecho hacia el cual apartarse para reducir la velocidad.

5- «Tenía urgencia para ir al baño»

Ok, entendemos que en estos casos hay otro tipo de urgencia fisiológica. Sin embargo, existen baños en estaciones de servicio, otros lugares, o inclusive «en los árboles». Fuera de esos casos, sino, será cuestion de «aguantar un poquito más», o de llevar el papel higiénico en el baúl ante la peor incidencia.

¿Qué otros motivos se te ocurren en estas situaciones?
android spy software