Las características del Fisker Atlantic

 

Las características del Fisker Atlantic

El Fisker Atlantic es un deportivo híbrido con características que lo elevan al pedestal de los autos más deseados, con singularidades que lo definen como un verdadero lujo, ideal para los amantes de los autos elegantes y sofisticados. Aquí una pormenorizada y puntillosa descripción de sus cualidades más significativas.

La estética distintiva

Presentado al público en abril de 2012, el Fisker Atlantic causó un impacto altamente positivo en la gente, con una distinción elogiada y admirada por todos los que estuvieron en su presentación en el Salón del Automóvil de Nueva York.

Atractivo como pocos, supo imponer desde su lanzamiento un sello propio, acorde a las expectativas generadas.

Quedarse a observar, aunque sea por unos instantes, semejante diseño estético, produce un estallido de sensaciones embriagantes. Es que hablar de autos deportivos y sobre todo de un vehículo que posee codiciadas y refinadas particularidades es entrar en un terreno donde predomina la vertiginosidad y la fascinante atracción visual. El Fisker Atlantic tiene cualidades que cautivan por su espectacularidad, con diseños elegantes y una potencia impactante entre sus motores.

Con sus llantas impactantes, su aspecto innovador y su exótico techo de vidrio, presenta una estructura que seduce desde entrada y causa un asombro especial en cualquier observador externo que lo mire por primera vez.

Un auto híbrido

Su condición de auto híbrido le agrega una dosis de atracción a su de por si elegante estructura. Los autos híbridos son aquellos vehículos que tienen un motor de combustión y un motor eléctrico, lo cual les permite una significativa reducción de las emisiones contaminantes y un importante ahorro de combustible. Estos datos son claves desde donde se los mire, ya sea desde el aspecto ecológico (fundamental en estos tiempos actuales) como desde el propio ahorro personal, algo sumamente trascendente a la hora de pensar en los rodados.

El Fisker Atlantic comparte el sistema de autonomía aumentada de la mayor Karma, que emplea un motor de gasolina que se puede activar para generar electricidad para recargar las baterías, siendo fuente de los motores de propulsión eléctrica.

Además de estos claros beneficios ecológicos, el vehículo impone un menor ruido que otros autos, lo cual ayuda a generar un viaje más placentero y con menores inconvenientes sonoros o auditivos.

Por lo tanto, este auto combina el glamour de ser un auto deportivo inmerso en una estética distintiva con su condición de híbrido (clave por su aporte ecológico y por el ahorro que genera). Un vehículo extraordinario por donde se lo mire.

Imagen cortesía de autoguide.com, todos los derechos reservados.