Kia expande sus ventas y llega a México

 

Kia expande sus ventas a méxico

Imagen gentileza de Kia (Kia.com) todos los derechos reservados.


A partir de julio de 2015, la empresa surcoreana comenzará a vender sus automóviles en México y de esta manera extenderá más su territorio. Esto es en la antesala de lo que será su primera planta de producción prevista para el año 2016.

La evolución de los autos asiáticos

En los últimos años, el auge de los autos asiáticos es imposible de negar. Desde los primeros modelos que eran réplicas de mala calidad a estos que son de pura fabricación propia hay una gran diferencia y el público lo reconoce. Ya no son más los autos imitados de otras marcas, desde hace unos años, los asiáticos se propusieron ser ingenieros y desarrollar ellos mismos sus vehículos y van por buen camino.

La venta de autos asiáticos se incrementa en muchos lugares y el predominio de firmas como Toyota es innegable. En este caso, la que avanza y no pare detenerse para nada es Kia Motors. La filial de Hyundai Motor tiene pensado llevar el modelo compacto Forte desde Corea a México sin escala.

Este vehículo de tipo utilitario se suma al Sorento que se fabricaba en Estados Unidos y el Sportage SUV que se hacía en Europa.

La llegada de Hyundai y Kia a México

La empresa Hyundai tiene ventas en México desde el 2014 y tiene pensado explotar este terreno con los modelos Kia. Para esto, esta última compañía invertirá una suma de 1.000 millones de dólares en la construcción de una planta automotriz. Como dato anecdótico, hay que decir que estas dos marcas tienen un convenio con Google que promete ser muy interesante.

El crecimiento del mercado automotriz mexicano

Con la llegada de la empresa surcoreana a suelo mexicano se prevé que este sector tenga un incremento del 3% y pueda producir la cantidad de 1.16 millones de automóviles por temporada y lograr una expansión continua hasta el año 2020 según la firma IHS Automotive.

Para potenciar este desarrollo, el Gobierno mexicano ha decido que las automotrices que manufacturan sus autos en el país estén exentas de las tarifas de importación que ascienden al 20% y del 10% para la producción que se realiza en el país.