En Canadá existe un concesionario BMW ¡fantasma!

 

con_bmw

El reloj se detuvo en 1988 cuando la actividad de un concesionario en Ontario dejó de vender automóviles. Aunque los propietarios cerraron el lugar, todo quedó como estaba e incluso los autos BMW que no fueron vendidos, continúan en exposición.

Actualmente el lugar se conoce como el concesionario BMW fantasma, porque sus dueños a pesar de haber cesado la actividad, no abandonaron el sitio por lo cual les permite a quienes visitan Oakville, ubicado en las cercanías de la ciudad de Ontario pueden retroceder en el tiempo dos décadas.

Modelos BMW sin extrenar

Dentro de la caja de cristal se pueden observar hermosos modelos aún sin matricular, como un Serie 5 de la caja E28 y un deportivo coupé blanco M 635 CSi. Automóviles que aunque han pasado 26 años allí, pueden ser adquiridos por particular contando siempre con una licencia de la compañía matriz.

Adicionalmente, el concesionario BMW fantasma posee todo el equipamiento informático y documentos sobre los escritorios, el taller se encuentra intacto y los muebles (que de tanto en tanto limpian) parecen esperar que alguien se siente en ellos.

Otros modelos colocados en exposición, incluso algunos con especificaciones europeas son un 636 CSi, algún Serie 7 de la época, un pick-up GMC y un 4×4 Toyota, además de una moto BMW R80 y en el exterior del lugar se puede observar estacionado un BMW 535i con un kilometraje que marca el numero 735.503.

Todos se encuentran a la espera de una cita con el cliente, los dueños que ha abierto otro taller en Toronto, han decidido mantener este lugar como una primera vez, con sus jardines en buen estado y cada cosa en su justo sitio.

Imagen cortesía de diariomotor.com Todos los derechos reservados