El mantenimiento preventivo y el correctivo: diferencias

 

Mantenimiento preventivo y correctivo, diferencias

Darle un mantenimiento adecuado al carro va a garantizar que funcione correctamente. Se puede hablar de dos tipos: el mantenimiento preventivo, y el correctivo.

El primero de ellos se realiza cada cierto tiempo, con el objetivo de checar que los diversos componentes del auto se encuentran en buen estado. Como su nombre lo dice se intenta prevenir algún mal funcionamiento del vehículo.

Por otro lado, el mantenimiento correctivo es el que se hace cuando se detecta que algo anda mal con el auto y se lleva a reparar.

Un poco más sobre el mantenimiento preventivo

Este tipo mantenimiento del vehículo se realiza, aproximadamente, cada 5,000 kilómetros y cada 10,000 kilómetros. En el primero de ellos se realiza un chequeo general y se cambian el aceite, entre otros. En el que se realiza cada 10,000 kilómetros, además de revisar el estado general del vehículo, también se revisa el motor y se cambia el líquido de frenos.

No hay que dejar de hacerle el mantenimiento preventivo al automóvil, de esta forma se podrá detectar a tiempo cualquier malfuncionamiento, y reparar a tiempo, en lugar de arreglarlo ya que el daño es mucho mayor.

El mantenimiento correctivo

Normalmente las personas no se dan cuenta de que algo anda mas con su carro, sino hasta después que el malfuncionamiento es tan grande que es más difícil de reparar.

Dependiendo del tipo de daño que tenga el carro, será el tiempo que su reparación va a tardar y el costo final de este. En muchas ocasiones, el mantenimiento correctivo puede resultar más caro que el preventivo, y tardar más tiempo en ser terminado.

No esperes a que tu vehículo no se encienda para llevarlo al taller mecánico. Tan pronto y detectes que hay algo que no funciona igual, ya sea algún sonido, vibración o dificultad en el manejo, llévalo a que lo chequen.

Para evitar lo anterior, lo mejor es llevar tu carro regularmente al taller, a que le hagan un chequeo general. Reparar el daño cuando a penas ocurrió, o es pequeño es mucho más fácil y rápido, a que si se hace ya que es mucho mayor.

Imagen cortesía de Abehn (Wikipedia.org) En dominio público