Cubiertas de asientos: qué tener en cuenta al elegirlas

 

Cubiertas de asientos que tener en cuenta al elegirlas

Parece una cuestión banal, pero las cubiertas de los asientos son uno de los aspectos fundamentales en el cuidado del vehículo, que pueden influir en el juicio de un futuro comprador cuando quieras venderlo.

El tamaño es lo primero

Es tan obvio que dan ganas de no mencionarlo, pero al comprar las cubiertas de asientos de tu auto, aquello que primero debes tener en cuenta es que se trate de productos que sean adecuados para los asientos de tu modelo, que se ajusten adecuadamente a su tamaño y forma. Es preciso fijarse en los soportes para la cabeza; si tu auto tiene soportes para los brazos, ver que las cubiertas también los tengan, etcétera.

No todos los materiales son iguales.

Una vez que conoces la medida y la forma exacta apropiada para las cubiertas de asientos de tu auto, debes fijarte en el material. Lo mejor es un material que pueda lavarse a máquina y que tolere productos quitamanchas. Otro factor a considerar en este punto, es el clima del lugar donde vives. Existen cubiertas de piel de oveja, por ejemplo, que conservan de mejor forma el calor que materiales de tipo sintético.

El tweed y el lienzo te darán, por contrapartida, calidad y larga duración, además de elegancia, si eso es lo que buscas.

El viejo dilema del precio y la calidad

Como todos los artículos comerciales, generalmente las cubiertas de asientos más baratas tienen una duración menor que aquellas que cuestan un poco más caras. Pero si te gustan los cambios y el dinamismo, y te gusta expresarlo en los detalles, como las cubiertas de los asientos, aquellas más baratas serán ideales para que las reemplaces constantemente, variando el color y el diseño.

Un traje a la medida

Si no te satisfacen las ofertas del mercado, por precio, calidad del material, por el diseño, color, o simplemente porque no existen cubiertas que le sirvan a la forma de los asientos de tu auto, siempre existe la posibilidad de recurrir a una tapicería especializada, que no sólo te permitirá solucionar el problema, sino también personalizar tu auto, darle el estilo único que lo haga una extensión de ti mismo.

De esta manera, comprar las cubiertas de asientos no solo será una forma de proteger tu auto, sino de personalizarlo para convertirlo en una pieza única.