Consejos para el cuidado del auto en verano

 

 

Consejos para el cuidado del auto en veranoLa ola de calor que se produce durante ciertas épocas del año puede afectar el desempeño del motor o los frenos, así que ten presentes las siguientes recomendaciones para el cuidado del auto en verano. Esto no solo te ahorrará dinero, sino que además puede evitarte más de un accidente.

Estaciona el auto en la sombra

Este primer consejo debes aplicarlo sin importar si es verano o simplemente un día algo caluroso. La razón es que el calor puede afectar algunas partes plásticas del auto, además del sobre calentamientos del timón, los asientos y el tablero. Además de ser incómodo, puede provocar quemaduras en las piernas o manos.

Ten en cuenta el movimiento del sol a lo largo del día. Por ejemplo, puede que en el momento de estacionarlo esté justo debajo del sol, pero en unos minutos habrá sombra que cubra el vehículo.

Revisa la temperatura del motor

Este indicador suele estar al lado del combustible y por lo general nunca excede los 90°. Si notas que está próximo a la zona roja entonces es hora de llevarlo al taller para verificar que el sistema de ventilación no sea el culpable.

Verifica frenos y neumáticos

Otra de las partes afectadas que debes tener presente en el cuidado del auto en verano son los neumáticos, pues una presión muy bajara hará que la banda se caliente más y se desgasten más rápido. Mantenerlos en óptimas condiciones hará que el auto no tenga que esforzar tanto para rodar, lo que incluso puede ahorrarte combustible.

Lo mismo sucede con los frenos, pues el sistema de refrigeración no es suficiente a lo que hay que sumarle el calentamiento natural que tienen durante cada frenada. Esto puede hacer que el auto pierda calidad en el frenada o que se deforme el disco.

Sistemas de refrigeración y aire acondicionado

Una cosa es que tú como conductor estés muy cómodo en la cabina, y una muy distinta que el motor esté pasando necesidades por cuenta de la acumulación de polvo. El cuidado del auto en verano requiere sí o sí que le hagas una adecuada revisión a este aspecto al menos cada 15.000 kms, sobre todo después de la primavera por efectos del polen.

Imagen cortesía de Greg Gjerdingen (Flickr.com), licencia CC BY 2.0