Autos sin accidentes

 

seguridad

Son cientos de millones de dólares, las cantidades que los fabricantes están invirtiendo con un sólo objetivo; la seguridad al volante.

En los últimos diez años, la evolución que se ha producido en este capítulo ha sido insospechada e inimaginable, pero son infinitas las posibilidades que, en la actualidad, aparecen ante nosotros fruto de la constante investigación y de grandes dosis de innovación y trabajo de técnicos e ingenieros, de los distintos actores que conforman el mundo de la automoción, con el propósito final de lograr esa meta; evitar accidentes.

La actualidad

Hoy en día, los autos cuentan con sofisticados sistemas automáticos de seguridad activa que nos pueden limitar la velocidad, ponernos sobre aviso si nos encontramos con un obstáculo de forma imprevista en la carretera, alertarnos si nos sentimos presa del cansancio o de la somnolencia, o si invadimos por descuido un carril, ayudarnos a detectar los vehículos que puedan encontrase en “punto ciego” o “ángulo muerto”, auxiliarnos con frenos que se activan por sí solos en situaciones límite.

Estas funcionalidades no son más que la “punta del iceberg” de lo que, afortunadamente y más pronto de lo que pensamos, se nos avecina en los próximos años.

El futuro: Proyecto “Visión Zero”

El concepto “Visión Zero” surgió hace más de una década en Suecia, como resultado de la aplicación a la grave problemática de la seguridad a bordo del automóvil de un enfoque que, partiendo de la indiscutible premisa del fallo humano como una cuestión minimizable, pero imposible de eliminar, descansaba para su solución sobre dos cuestiones fundamentales, por una parte, la mejora “científica” de los vehículos y, por otra, la de las infraestructuras circulatorias, y ello para la consecución del ambicioso objetivo de llegar a conseguir una tasa “0” en los índices de siniestralidad y mortalidad.

El grupo alemán Volkswagen, ha tomado esa denominación a través de un desarrollo que se encuentra en fase de proyecto, mediante el cual se está investigando una tecnología que permita tanto implementar, como conseguir el automatismo, como fin último, en la gestión del auto y de las circunstancias que le rodean, en los supuestos de emergencia que puedan producirse en situaciones de siniestro.

Imagen:  julianrod (Flickr.com) Licencia CC-BY