Audi supera a Mercedes en autos de lujo

 

Audi supera a Mercedes en autos de lujo

Imagen gentileza de talkandroid (www.talkandroid.com) todos los derechos reservados.


Luego de muchos años de éxito en ventas de autos de lujo, Mercedes-Benz perdió su liderazgo a manos de Audi. De todas formas, el gran líder sigue siendo BMW.

Audi logra destronar a Mercedes Benz.

Enero de 2015 no fue un mes para dentro de la industria automotriz. Durante este periodo se pudo conocer que la empresa Audi logró un 10% más de ventas (137.700 unidades) que su rival Mercedes-Benz y el principal factor es la fuerte demanda de estos vehículos desde China, Estados Unidos y Alemania.

Como todos conocen, Audi es la marca de lujo que tiene Volkswagen y en las últimas horas ha lanzado su modelo A3 para potenciar el logro conseguido. El A3 es un diseño compacto mejorado con respecto a sus antecesores. Además de este modelo, hay una versión renovada del conocido deportivo TT con los que se consiguió un aumento de ventas en China y Estados Unidos del 15 y 14% respectivamente.

Pero el país asiático y el americano no son los únicos que demandan vehículos de Audi, el mercado alemán también marcó una tendencia en alza muy interesante con un 14%, que en parte es lógico por ser local. Además, Brasil también registró una muy buena aceptación con un 20% más en ventas en comparación con el año pasado. Sin embargo, en donde se notó una caída del 13% fue en Rusia.

La respuesta de Mercedes-Benz

En medio de esta lucha de poderes, la otra firma de lujo alemana no se dio por vencida y registró un nuevo record de ventas de 125.865 unidades en enero lo que se refleja con un 14% de mejoría respecto al 2014. Sin embargo, no alcanzó para superar lo realizado por Audi.

Es importante recordar que aún no se conocen los números de BMW, el principal proveedor y diseñador de autos de lujos a nivel mundial.

En los últimos días, la marca Audi también había logrado otro hito histórico, el vender más de medio millón de vehículos de su diseño A1. Para celebrarlo, la firma de los anillos celebró en Bruselas y contó entre sus invitados con la presencia del rey Felipe de Bélgica.