Alfa Romeo, la primera escudería campeona de la F1

 

Alfa Romeo, la primera escudería campeona de la F1Alfa Romeo fue la primera escudería que se consagró campeona de la F1, gracias a un notable desempeño de Giuseppe Farina y Juan Manuel Fangio, sus dos pilotos exitosos que obtuvieron los dos primeros títulos del campeonato mundial de pilotos.

La historia de un equipo que dejó su sello en la máxima competencia automovilística.

Los dos primeros títulos de la F1

La primera carrera por el Campeonato mundial de pilotos de la Fórmula 1 fue en 1950, tres años después de que queden impuestas las principales reglas y normas que rigen en las carreras. En el primer campeonato, se lució Giuseppe Farina, que desplegó un nivel formidable que lo llevó a obtener de un modo rotundo el primer título de la historia.

Farina fue un piloto muy hábil, con condiciones para manejar a grandes velocidades y una inteligencia muy significativa para saber que tipo de maniobras realizar, siempre con una destreza inigualable y una capacidad técnica extraordinaria.

Hombre muy particular, impulsivo y polémico, tuvo peleas y conflictos interminables con sus rivales que, entre otras cosas, lo llevaron a competir poco tiempo en la máxima categoría automovilística, pero se dio el gusto de ganar el primer título y así quedar en la historia.

Un año después del campeonato de Farina, en 1951 se impuso Juan Manuel Fangio, uno de los más grandes pilotos de todos los tiempos. Con una capacidad única, una categoría pocas veces vista y un talento innato que lo llevó a liderar la competencia más prestigiosa, supo cautivar las miradas de todos los aficionados y mostrar un desempeño sublime, impactante, magistral, para darle a Alfa Romeo su segundo título.

Así, la escudería se convertía en la más campeona, la más importante, la más emblemática durante los primeros años de la competición, en la década del 50.

De a poco, le iría disputando el liderazgo Ferrari y las demás escuderías. Pero esos primeros años fueron de Alfa Romeo, un equipo que se dio el lujo de contar con pilotos extraordinarios.

Un sello inmortalizado

Si bien después de obtener los dos primeros campeonatos, la escudería no volvió a ganar más títulos, al ganar esos dos primeros ya dejó un sello inmortalizado en la historia de la F1, algo que quedará para siempre en los registros.

No es poco para un equipo que hoy en día no es considerado como uno de los más grandes, ya que hay otras escuderías, como Ferrari, McLaren, Williams o en la actualidad Red Bull, que son las más importantes y codiciadas.

Lo cierto es que nadie le borra la satisfacción de haber sido el primer equipo en consagrarse en una de las competencias más relevantes del mundo, algo que cualquier otra escudería exitosa hubiera querido lograr.

Imagen cortesía de carmagazine.co.uk, todos los derechos reservados.