5 Nombres extraños de autos que no podrás olvidarte

 

Buscarle nombres a los autos, bautizar un modelo nuevo, no es algo sencillo. Parece increíble que dentro de las empresas haya gente encargada de esa tarea, buscar una nomenclatura que “quede bien” en el nuevo modelo, que sea comercializable, además de buscar las alternativas para cada uno de los mercados a donde van dirigidos, si se va a vender mundialmente. Para las marcas automotrices, el nombre es más sencillo de ubicar recurriendo a la numeración, como BMW y  Peugeot.

Tanto así como hay modelos que no son fáciles de olvidar por apariencia aquí les dejamos algunos nombres extraños de autos que no pasaron desapercibidos.

Sin duda uno de los más llamativos es el Mitsubishi Pajero, modelo que desde que empezó a circular en 1982 fue motivo de burlas y bromas, hecho que derivo a que la marca rebautizara el modelo en España y Sudamérica a Montero.

En la década del 70, la marca Ford fabricó un prototipo de auto estilo deportivo que compartía la plataforma del Ford Fiesta. Hasta aquí nada raro, hasta que pensaron en el nombre, lo bautizaron Ford Fiesta Corrida. Para los españoles no fue raro porque lo asociaron con la corrida de toros pero el resto del mundo se inclinó hacia otro significado.

En España la firma Seat fabricó el Seat Málaga llamado Gredos porque en el país Griego Málaga suena similar a Malaca y en esa tierra viene de “Masturbador”.

Los japoneses presente

Mazda se alista en esta sección, ya que en 1999 lanzó el modelo Kei-car llamado Laputa, nombre que no necesita aclaraciones, sin embargo los japoneses no acusaron recibo y no solo no le cambiaron el nombre sino que se siguió fabricando hasta mediados del 2006. Para no quedarse atrás, la marca Nissan sacó al mercado el Nissan Moco allá por el 2002, presentado en el Tokyo Motor Show, paradójicamente en color verde.

 El Honda Fit, que en sus comienzos era nombrado como Fitta, a pesar de que para nosotros no significa nada raro, en la jerga de Noruega, Finlandia, Suecia y Dinamarca denota a los genitales femeninos. Al percatarse de este error, el modelo pasó a llamarse simplemente Honda Fit.